El MUSEO JUDÍO DE PRAGA


 

Reconstructión del ghetto de Praga, 1900
Fueron fundadores del Museo Judío en 1906 el historiador Dr. Hugo Lieben y el Dr. Augustin Stein, representante del movimiento checo-judío y luego presidente de la Comunidad Judía de Praga. La intención original era la conservación de valiosos objetos de las sinagogas de Praga, destruidas durante la reconstrucción del barrio judío a comienzos del siglo 20.
Después de la ocupación de Bohemia y Moravia por los nazis, el 15 de marzo de 1939, el museo fue cerrado al público. En 1942, los nazis fundaron el Museo Central Judío, con el fin de depositar objetos de arte procedentes de todas las liquidadas comunidades judías y sinagogas de Bohemia y Moravia. Su fundación fue propuesta por K. Stein, junto con otros especialistas, quienes buscaban salvar los monumentos judíos y los objetos de arte confiscados por los nazis. Los nazis aceptaron la idea después de largas negociaciones pero con propósitos diferentes.
A. Machek: Porträt des S. J. L. Rapoport, um 1840
A. Machek: retrato del rabino
S. J. L. Rapoport, hacia 1840

Después de la 2a guerra mundial el Museo Judío pasó a manos de la Federación de Comunidades Judías. En 1950 la propiedad del museo fue traspasada bajo presión al Estado, que desde 1948 estaba en poder de los comunistas. La actividad del así creado Museo Estatal Judío estaba limitada por diversas restricciones que impedían el pleno desarrollo de iniciativas de especialización, investigativas, de exposición y educacionales.
La caída del régimen comunista en 1989 creó las condiciones que condujeron a un cambio del status del Museo. El 1° de octubre de 1994, los edificios del Museo y sus colecciones fueron restituidos a la Federación de Comunidades Judías en la República Checa y al mismo tiempo surgió el Museo Judío como organismo no estatal.
El Museo Judío posee una de las mayores colecciones de arte judío en el mundo, que comprende unas 40 000 piezas de museo y 100 000 libros. Es única no sólo en términos del número de objetos sino principalmente porque todos los objetos provienen de un mismo territorio – Bohemia y Moravia. En su conjunto, la colección presenta un cuadro integral de la vida y la historia de los judíos en esta región.
Pertenecen al Museo Judío: las sinagogas Maisel, Española, Pinkas, Klaus, el Antiguo Cementerio Judío, la Sala de Ceremonias de la Sociedad Funeraria y el cementerio judío de Žižkov.
 

 
» CLOSE WINDOW «